Seguidores

martes, 26 de octubre de 2010

A los pies de su cama.

-   Yo puedo recordar todas y cada una de tus palabras.
-   ¿Si? Pues dímelas  entonces.
-    No.
-   ¿No?
-   Si hubiesen sido ciertas recordarías cada una de ellas cada vez que te sientas a los pies de tu cama, cada vez que te acuerdas de mi olor. Serías capaz de repetirlas ahora mismo y si fuesen verdaderas alterarías su orden al hablar e incluso sonarían mas sinceras aún. Pero cada vez estoy más segura de que no te acuerdas de mi forma de reír y mucho menos de mi forma de llorar.
C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario