Seguidores

jueves, 30 de junio de 2011

Palabras efecto cosquillas.


Las palabras que hoy escribo no salen de mi garganta. Estas palabras salen de lo más profundo de sus ganas de ver al mundo sonreír.
Consigue que no falte ni un solo matiz, construye una sonrisa perfecta, sin errores y, aunque tus ojos indiquen lo contrario y tus ganas se rindan siempre está ahí hablando y diciendo tanto a la vez que solo quieres cerrarle la boca.
Le quiero…

“ Es misión imposible que pueda encontrar algo parecido. Así que, llega el momento de pasar página, la vida es un libro, cada capítulo está escrito por ti y en cada página habrá algo nuevo, alguien nuevo o inesperado cielo.
Te aviso y avisas a tus papás: desapareces un día de tu casa, comes conmigo y sales. Así que trae ropa y te preparas en mis casa, TE VOY A TENER TODO EL JODIDO DÍA SONRIENDO. I WANT YOU TO SMILE PRINCESS.”

… le quiero demasiado.

Clo.


sábado, 18 de junio de 2011

Pathetic.

De tanto hablar le mordieron  las palabras.
Escuché que pasó de ser el payaso a ser la broma, la broma que tantas veces criticó. Pasó de decir "me gusta esto" a ser todo lo contrario. De divertirse con la multitud a divertirse con un círculo pequeño, ridículo. A dar sensación de apresuración o búsqueda de "lo que sea". Escuché que le tachaban de "raro"e "irreconocible".




Y yo, esta vez, me limito a no opinar. Que se me hielen antes los labios.


Clo.





miércoles, 15 de junio de 2011

Contando segundos.

Después de tanto tiempo podría escribir tantas cosas....

La vida da vueltas y cuando ayer contabas victorias hoy cuentas derrotas y viceversa. 
Definitivamente, este no ha sido un año fácil, para nada fácil. Demasiadas rutas que decidir, decisiones que tomar, etapas que cerrar, luchas, sonrisas que pactar y lágrimas que secar.

Creo que anoche comenzó mi nueva vida. Me limité a guardar los apuntes de Selectividad que inundaban mi habitación y a guardar ciertos detalles en los que no había tenido tiempo de pensar y que tampoco tenía pensado apartar de mi vista. Tenía que hacerlo y creo que ayer fue el día en el que más pude levantar la mirada y decir: es hoy. 
Pensaba que mi nueva vida comenzaba el día 4, pero todo se ha adelantado y tengo que decir que me encanta. Me encanta tener las ideas tan claras así, de repente, en tres minutos. 
Es esa sensación en la que algo te dice " hoy lo entiendo" y por un momento piensas en tí, en como eres y en qué mereces como recompensa de tu esfuerzo en todos los sentidos, en todos los ámbitos.En qué y cómo eres, en qué y cómo has sido, y realmente no hay nada que me diga "para, espera, aguanta", todo lo contrario, todo me dice que me mueva, que siga, y que todo está mejor así. Así pues, creo que hoy puedo decir más convencida que nunca que me encanta como he sido,¿Prepotente? Para nada,  no es ese tipo de "me encanta" al que hago referencia.

El día 4 es mi día, me voy, por fin me voy. Inglaterra de arriba abajo, de Norte a Sur. Y se con certeza que no voy a pensar en nadie más, ni en libros, ni en todo lo que me reprime. Después de este año creo que me toca vivir, que cuando das el noventa y nueve por ciento de tus ganas la vida te debe devolver como mínimo el setenta y tres, y sí, creo que viviré momentos como para compensar mi esfuerzo o al menos eso espero.
Y se por mí y por nadie más que cuando vuelva no me va a importar nada de lo que ahora puede hacerme un mínimo rasguño o dolor de cabeza y no habrán cambios que valgan, en ninguno de los sentidos.

Así, Selectividad hecha y etapas aparcadas  la única por la que debo preocuparme es esa que me ha ayudado a gritar sin hablar, la única que se merece mis lágrimas y mis sonrisas, pues será difícil sacar de mi vida la danza después de toda una vida, y con ella el piano.
Los estudios, pues sí, tenía ganas de perderlos de vista, y el resto de etapas no merecen ni un suspiro, sino cada vez más ganas de reir.

Hoy y a partir de hoy puedo decir a gritos que voy a disfrutar todo y más, que no hay cosa más importante ahora mismo que ellos, y por supuesto, egoísta pero cierto, no hay nada que deba preocuparme más hoy que yo misma, porque cuando se da el noventa y nueve, la vida te debe devolver al menos el setenta y tres.

- Vive hoy lo que no pudiste vivir ayer-.

Clo.

domingo, 12 de junio de 2011

Solo uno más

Un exámen más de Selectividad y retomaré el Blogger de nuevo.
¡Qué ganas de terminar!
Claudia.